08/11/2008

Las palabras del Director de La Principal de la Bisbal

Francesc Cassú Director de La Principal de la Bisbal.

 "Tengo una imagen grabada que me acompañará para siempre: estamos en el Auditorio de Girona - ¡un marco espléndido! – y nos sonoriza y graba Estudi 44.1 – ¡qué grandes profesionales! Es el primer día de grabación y tengo ante mí una orquesta de cuerda que me mira con atención. La cobla, enfrente, tiene bien agarrados sus instrumentos y ya está a punto. Pellicer, desde lo alto, mira su papel y me mira también a mí, con las baquetas preparadas para el primer toque de tambor. Melanie, la arpista, en un lateral, sola y elevada, parece un oasis en medio del desierto. ¡Vamos allá! Ante mí tengo una incógnita musical (“¡¡una innovación!!” diría Josep Lagares) y estoy impaciente por resolverla. Levanto los brazos, cierro los ojos y los vuelvo a bajar. El motor empieza a funcionar, bien afinado. Cada componente, cada engranaje va efectuando su papel. Todavía no estoy ensayando; escucho solamente el resultado inicial. Dicen que lo que cuenta es la primera impresión …. No me detengo hasta llegar al final. No sé qué pensaría el “Avi Xaxu” de esta “Bona festa”…. Imagino que estaría sonriendo, irónico, junto a su guitarra. Bajo mis brazos. Los músicos bajan también sus instrumentos y me miran. Algunos asienten con la cabeza. Me giro hacia la platea y miro a los que están allí: Carles Coll, Marc Timón, Albert Guinovart, Josep Cassú … Todos me sonríen y hacen gestos evidentes de aprobación. Lagares, el padre, respira tranquilo. Seguramente todos ellos están pensando lo mismo que yo: ¡Esto funciona!”.