15/11/2009

Palabras de Francesc Cassú, co-director de La Simfònica de Cobla i Corda de Catalunya

Francesc Cassú, co-director de La Simfònica de Cobla i Corda de Catalunya y director de La Principal de la Bisbal.

La sensación espléndida que tuvimos cuando LA SIMFÒNICA DE COBLA I CORDA empezó a sonar en su primer proyecto, en el que las sardanas eran las protagonistas, se ha visto ahora reafirmada y revalorada con todo un repertorio nuevo. Sin abandonar en ningún caso el marco de la música catalana, esta sensación se ve enaltecida con este segundo disco que pretende consolidar definitivamente una orquesta que destila catalanidad y ampurdanismo por todos lados.

Ciertamente, nuestro riquísimo folklore sirve de eje sustentador para el trabajo de toda una serie de compositores que, ya sea en su rama estrictamente compositiva o como orquestadores, han dado un nuevo color y una nueva forma a una orquesta que tenía precisamente esta gran virtud: la novedad sonora.

Con una amalgama de estilos que buscan expresamente el contraste, hemos echado la casa por la ventana escogiendo algunos de los grandes compositores catalanes ( (Mompou, Monsalvatge, Serra, Palomar, Cases...) y los hemos fusionado con la Costa Brava y su centenario. La Nova Cançó y sus 50 años, las melodías más propias de nuestra tierra y hasta los más clásicos del rock catalán. Todo ello con la serenidad de la cuerda, la potencia de la cobla, la magia del arpa y la contundencia de la percusión para crear este sonido sinfónico que, desde el Ampurdán y tal como hicieron la sardana y la cobla, emprende el vuelo y quiere abrirse paso utilizando la innovación y la calidad como ejes fundamentales.