22/11/2017

Palabras de Joan Casas sobre Cançó d'amor i de guerra

Joan Casas, Productor Musical

Esta es, sin duda, la obra lírica catalana más popular y más programada de Cataluña. Fue estrenada el día 16 de abril de 1926 en el Teatre Nou de Barcelona, ​​en aquel tiempo, situado en el Paralelo. Poco podían imaginar sus autores que esta inspirada partitura entraría a formar parte de la memoria colectiva del pueblo catalán.

La censura de la dictadura del general Primo de Rivera hizo que, en un principio, se prohibiera su estreno bajo la excusa de que el título original incluía un mensaje demasiado "revolucionario": Los Soldados del Ideal. Tras una rocambolesca negociación entre Lluís Capdevila y Víctor Mora (coautores del Libreto), el empresario José Llimona y el secretario del Gobernador Civil, se consiguió que aceptaran registrar la obra bajo el título de Cançó d’amor i de guerra.

Rafael Martínez Valls, de origen valenciano y compositor de la partitura, nos da una muestra de su verismo operístico, que nos emociona y nos envuelve con armonías impactantes, bajo un discurso melódico de primer nivel y gracias a una instrumentación perfectamente equilibrada; tanto como la adaptación que presentamos en este CD, firmada por el compositor Francesc Cassú, director de la Simfònica de Cobla i Corda de Catalunya. El leitmotiv y el tema principal de la composición son una buena muestra del oficio musical que tiene el autor por lo que se ha ganado, por méritos propios, un lugar de honor en la historia de la música culta catalana.

El preludio comienza con un brillante himno confiado a los metales que se repite en el segundo acto con el coro, así como también al final de la obra. Todos los temas que componen esta zarzuela son originales del mismo compositor. Sólo hace una excepción en el preludio del segundo acto en que utiliza la canción popular Muntanyes del Canigó, lo reviste con un arreglo espectacular y de una sensibilidad sobrecogedora que, en una muestra de virtuosismo, el violín va desgranando, nota a nota, imitando el inspirado tema. En diferentes ocasiones, también utiliza los primeros compases de La Marsellesa para describir una acción bélica o un canto de alegría por la ... "victoria que se acerca".

Cabe destacar la fuerza expresiva del dúo de Francina y Eloi, así como la escena final del primer acto, con una descripción épica del drama y un retorno al leitmotiv que nos sobrecoge el alma. Rafael Martínez Valls acierta también en el discurso musical del resto de personajes como Horaci, un pseudo-revolucionario en versión cómica, o con la simpática pareja Catrina y Baldiri. Pero aún nos sorprenderá más con la sensibilidad que impregna en los temas musicales del barítono; el abuelo Avi Castellet. También lo hace patente en la impresionante romanza de Francina, es como un "lamento" de su destino. Aquí el compositor utiliza hábilmente las modulaciones armónicas para reflejar el estado de ánimo de la protagonista. Pero el éxtasis musical, llega cuando el tenor entona el Pirineu, una canción que se ha convertido en uno de los temas más populares de Cataluña desde el mismo día de su estreno.

Presentamos en este CD, y por primera vez, la romanza cantada por el barítono No tingueu pena, y el tema del dúo cómico Quina costa més feixuga! Dos partituras incluidas obra original e inéditas hasta ahora. También, por primera vez, se ha grabado el poema Recitaire, que nos describe la situación de Francia y París durante la revolución; la orquesta nos evoca un ambiente enrarecido a partir de diferentes cromatismos que culminan con el majestuoso tema principal que canta el coro. Tampoco podemos obviar el poema de L’ovelleta i el pastor que declama el Avi Castellet y es aquí, donde queremos hacer un acto de justicia a Víctor Mora y a Lluís Capdevila autores del libreto de Cançó d’amor i de guerra. No hay que olvidar que ambos murieron en el exilio, como consecuencia de la diáspora que provocó la guerra civil de 1936, especialmente contra los catalanes.

La acción tiene lugar en la comarca del Vallespir, en la Cataluña Norte durante la Revolución Francesa. Las contrariedades del amor y los conflictos sociales sobresalen en medio de una Francia abocada a la guerra. Los valores de Libertad, Igualdad y Fraternidad imperan entre la gente "noble y sencilla", como dice el texto, que lucha por su liberación.